miércoles, 24 de junio de 2020

Sia dress

Durante el confinamiento he cosido mucho real, pero también mucho virtual, bicheando por Instagram me apareció un vestido precioso, me entró por el ojo, y no hacía más que imaginarme coserlo en distintas telas, con distintos largos, etc...  así estuve como 3 semanas hasta que decidí comprarme el patrón. Entonces apareció Anna de Cal Joan, con los crepes para esta primavera-verano y ya supe a ciencia cierta que iba a coserlo, aun a riesgo de que se quedase guardado en el armario, porque no me gustase el resultado. 





El patrón se llama Sia Dress es de Marsha Style. Es un vestido hiperfemenino, con un escote muy pronunciado, y muchas opciones tanto de acabado como de confección. 

Estas son las opciones que presenta, con dos largos diferentes las mangas pueden ir abullonadas y terminadas con goma o acabadas en lazada. 



La primera duda que me surgió fue la talla que me cosería, es una patrón con tallaje australiano y ya he tenido malas experiencias con patrones alemanes, así que rebusque en mi armario de las telas y apareció una preciosa tela plana, un algodón tipo patchwork. Vi que tenía dos retales bastante grandes, mi idea era solo probar el cuerpo, para asegurar que me iría bien y no desperdiciar el precioso crepe que tenía reservado para este vestido y así,  sin  darme casi  cuenta, me cosí mi primer Sia Dress con tela plana y puedo decir que el tallaje es perfecto, según las medidas de tu cuerpo, la talla que sale en la tabla es exactamente las que has de coser. (ese vestido ya os lo enseñaré otro día que aun  no he podido hacerme fotos decentes). 



Pero ahora os hablaré un poquito de esta segunda versión. Elegí la versión de manga abullonada, pero hice algunos cambios en la falda y el escote. 


Me he permitido muy pocas licencias porque el vestido en si me encanta como está. La falda la corte de una sola pieza en lugar de hacerla abierta y coser la tapeta, el largo lo ajusté una vez me lo vi puesto, me gustaba el efecto más corto, y el escote lo cerré con la costura, en el patrón te marca donde puedes coser un enganche para cerrarlo un poco, pero yo  le hice una costura a dos mm del borde, de esa forma queda cerrado y mantiene el efecto de un gran escote.




Tanto en la falda como en el pecho, tiene unas pinzas vistas que me han encantado, no las había cosido nunca y no tienen ninguna complicación, pero me da la sensación de que enfatiza el pecho resaltando esa zona. 

La cintura tiene un cinturón adaptado muy largo, yo me lo pongo por delante. Para la otra versión que cosí por el tipo de tela, le queda mejor por detrás. 



Las mangas abullonadas con el largo hasta el codo fue de las cosas que más me gustaron de este patrón, incluye una pieza para darle un volumen extra y aunque es una tela con caída, gracias a esa pieza queda un pelín de volumen extra que me encanta. 





Últimamente le estoy cogiendo el gusto a coser telas planas, tienen un plus de trabajo en tener que sobrehilar todas las piezas, pero poder coser con tiempo, dedicándole toda la plancha que merece, es toda una terapia de relajación. El patrón incluye en las instrucciones de costura coser el cuerpo con forro o sin él, yo elegí la segunda opción porque quería mantener la ligereza de la tela y no me importa ver los sobrehilados de la overlock. 



El cierre del vestido me daba miedito!!! No suelo coser cremalleras invisibles, y aunque tengo el prensatelas para ello, no termina de quedarme como a mi me gusta, o sea, invisible, así que al final la coso con el prensatelas de cremallera normal, pero en dos costuras, una inicial, para colocarla en su sitio y otra al canto justo para hacerla "invisible". 





Bueno, y eso es todo de mi vestido estrella del verano 2020. 




Enlazo con el Club de Malas Costureras
























miércoles, 27 de mayo de 2020

Blazer Naima

Me encanta Instagram, es una fuente inagotable de inspiración, en mi mundillo de la costura, gracias a los hashtag tienes acceso a un montón de imágenes que de otra forma nunca llegarías a conocer. 

Eso es lo que me pasó con este blazer, desde que lo vi, me enamoré absolutamente de el.


Por suerte o por desgracia este confinamiento me ha dado mucho tiempo para coser, así que he preferido tomarlo "por suerte" y he aprovechado ese tiempo que nunca tengo para dedicarme a estas costuras laboriosas. 

El patrón es de Coralie Bijasson, se llama Naïma, viene en opción papel o en pdf en inglés o en francés. Está en formato A4 y A0 para poder imprimir en copistería, yo por suerte en la oficina puedo imprimirlo y se agradece mucho no tener que pegar infinidad de hojas que luego nunca me cuadran!! 


Es un blazer con cuello chimenea, me parece que como diseño es chulísimo, al no llevar la solapa parece que le da un toque más actual a una prenda clásica. 



Como estábamos en pleno confinamiento compré la tela online, en la página de telas.es, tiene un montón de variedad, buscaba un jaccquard con elástico y acerté de pleno con la elección porque es una tela muy cómoda para coser, el color lo tenía clarísimo porque como soy una sosa de manual casi todo lo tengo blanco o negro y necesito este tipo de prendas para alegrar un poquito mis looks. Tiene una trama que tiene derecho y revés, así que tal cual corté la tela lo primero que hice fue marcarme el interior para no equivocarme, que capaz soy. 







El patrón viene con instrucciones super detalladas con dibujos, pero como una imagen vale más que mil palabras también tiene un canal en YouTube con un vídeo completo de la construcción de la chaqueta y con otro muy detallado de los bolsillos con vivo, que tienen su miga, aunque la tela tiene el grosor perfecto para este tipo de bolsillo, no me han quedado todo lo perfectos que me habría gustado. 







La confección es para una costurera con conocimientos básicos, es más laboriosa que otra cosa, como todo, supongo que la mayor complicación es la colocación de la manga, pero la verdad es que he disfrutado con hilvanar y planchar cada costura. 




Para darle un poco de cuerpo a la manga, le puse un retal de lana hervida de cuando cosí el clare coat, en lugar de poner guata porque no tenía y porque me parece que también tiene una buena consistencia. No lo pone en las instrucciones pero es algo que siempre había visto en vídeos, así que lo quise añadir. 



Y como siempre, mis famosas fotos de los interiores antes de dar la vuelta al engendro.




Le puse un forro de color gris, también lo compré en telas.es. 



Y poco más puedo contar, ahora unas poquitas de fotos aprovechando que tocaba paseo con mi hija que me hizo de fotógrafa. 









Enlazo con Mimi Malas Costureras





miércoles, 13 de mayo de 2020

Sueter Embla

Este es mi nuevo sueter Embla.



Es un sueter básico, pero lleva un cuello abierto tipo barca grande y unas mangas abullonadas que están tan de moda ahora. El encuentro de cuello y mangas queda super bien!!!




El patrón es de Moogli junto a Juni Design, lo podéis encontrar en este enlace. Tiene las instrucciones en alemán y en inglés. 

El patrón del sueter tiene bastante protagonismo por si solo con las mangas así que elegí una tela negra de jersey con un pequeño detalle en relieve que compré en Ribes y Casals en Madrid en una escapada de fin de semana que hice con mis amigas. 


El sueter lleva los remates de la manga y el bajo con la misma tela. 



Es un sueter perfecto para entretiempo, que a este paso ya me parece que gastaré en el próximo veroño, porque a este paso cuando vayamos a salir será pleno verano... pero todo sea por superar esta situación y que seamos capaces de vencer al virus entre todos. 








miércoles, 6 de mayo de 2020

Chaqueta Chimney Collar

Esta chaqueta me la cosí hace como dos años, pero unas cosas por otras y no la había llegado a publicar, pero aprovechando que he hecho limpieza de telas y patrones, pues también he aprovechado para hacer limpieza de fotos. 


El patrón es el Chimney Collar de la Ottobre Desing 5/2018, el modelo me llamó la atención desde el primer momento, pero me parecía complicadísima, así que me dediqué a seguir el cose conmigo que organizaron para el vestido Lozenge y la dejé un poco aparcarda. 

Pero lo que terminó de decidirme es que Helena de Maquinando patrones, había cosido esta misma chaqueta y a parte de quedarle increíblemente chula, encima había preparado un tutorial del paso a paso de como coser el forro. Muchas gracias guapísima!!!! Ya no tenía excusa!!! 


Poco después vi en la tienda de Alles fuer Selbermacher que anunciaban una tela de chubasquero finita, en colores vivos, y me encantó la opción de hacer la chaqueta en rojo. Al llegarme la tela me sorprendió el paquete porque no pesaba nada... y había 2.5 m de tela!!  El tacto era muy curioso, porque era como plástico blandito y bastante fino, pero por dentro llevaba una entretela blanca. 

En estas fotos de la construcción de los bolsillos se aprecia la parte interior de la tela. Me preocupaba que no se pudiera planchar, así que hice pruebas y por el revés se podía planchar sin problema y por el derecho con un trozo de algodón (de patchwork por ejemplo) se plancha sin problema. 





Utilizando la cinta de doble cara la cremallera quedó perfecta a la primera, porque una cosa mala que tiene esta tela es que al ser plástico, la costura se ve muchísimo, y al descoser, se ven toooodos los agujeros de la puntada.





La chaqueta tiene un cuello alto pero al ser una tela tan fina, se dobla sin problemas y queda así de bonito. 



Para la confección del forro, gracias al tutorial fue bastante accesible, lleva su tiempo, eso si, pero tampoco es muy complicado. Utilicé tela de patckwork de algodón y para las mangas tela de forro para que deslicen bien. La etiqueta de la talla es kraft tex con vinilo, fue lo primero que cosí de la chaqueta, me encanta como queda. 




Bueno, la verdad es que el resultado final me gusta muchísimo, si es cierto que la tela tiene su riesgo, pero me la he puesto un montón y al no pesar nada, es comodísima!!! Lo malo es que al no pesar nada, tiene poco cuerpo y a veces parece que la parte trasera se levanta, pero como dice mi marido, es mi percepción de costurera perfeccionista!!!